La empresa Petramás inició la operación de la primera central térmica de biomasa en Perú, ubicada en Huaycoloro,la cual requirió una inversión de US$ 14 millones.

Tiene una potencia instalada de 4.8 megavatios (Mw) para abastecer al Sistema Eléctrico Interconectado Nacional (SEIN).

Para ello se utilizarán los 3.5 millones de kilos diarios de basura que recibe el relleno sanitario de Huaycoloro, que constituye alrededor del 35 % de los residuos sólidos que genera toda la ciudad de Lima, los cuales se convertirán en energía eléctrica, informó el presidente de Petramás, Jorge Zegarra.

Este proyecto tuvo el auspicio del Banco Mundial, el aval de las Naciones Unidas y su construcción contó con la participación del banco Scotiabank, que mediante leasing otorgó el financiamiento a mediano plazo para la adquisición de los equipos necesarios para construir la planta.

“El funcionamiento de la planta significará el beneficio directo para unos 2,000 trabajadores de Petramas y para los usuarios industriales y domésticos de electricidad, que empezarán a ser abastecidos por una energía limpia conforme a los compromisos internacionales adquiridos por Perú en la lucha mundial contra el cambio climático”, expresó.