• El metano de la basura produce electricidad para 9.000 hogares
• Gases de efecto invernadero se transforman en energía renovable
• El ingreso proveniente de los bonos de carbono respalda la central de generación limpia

LIMA, 10 de enero, 2012 – Una central eléctrica en las afueras de la capital peruana, Lima, convierte la basura de la ciudad en energía limpia.

La central, propiedad de Petramas, una compañía privada de capitales locales, captura el metano —un gas de efecto invernadero— emitido por millones de toneladas de basura en el cercano relleno sanitario de Huaycoloro. Este metano, que solía quemarse, ahora produce cuatro megavatios de electricidad. La energía es luego inyectada en la red nacional, proporcionando electricidad limpia al equivalente de 9.000 hogares.

Al capturar el metano, la central genera beneficios para el cambio climático. Y dado que la energía limpia reemplaza el uso de combustibles fósiles, el proyecto se hace acreedor de bonos de carbono bajo el Mecanismo de Desarrollo Limpio de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (i) (CMNUCC).

Como fideicomisario del Fondo para Mecanismos de Desarrollo Limpio de los Países Bajos (i), el Banco Mundial le compra los bonos de carbono a Petramas, que a su vez utiliza este ingreso para mantener el proyecto.

Hasta la fecha, la CMNUCC ha emitido casi 235.000 bonos de carbono —o Reducción certificada de emisiones— para este proyecto, representando la cantidad de toneladas de dióxido de carbono que se han dejado de emitir. Se espera que el total de CO2 no emitido alcance un millón de toneladas en 2014, generando millones de dólares para el mantenimiento de la planta.

El proyecto es inusual en el sentido que fue concebido gracias a la visión de futuro de una empresa privada, que luego derivó en una exitosa asociación público-privada con el gobierno municipal”, dijo John Morton, especialista sénior del Banco Mundial en medio ambiente urbano.Esta misma visión de futuro impulsó a Petramas a convertirse en la primera empresa peruana en producir energía de un vertedero”.

Ousmane Dione, líder del sector del medio ambiente en la oficina peruana del Banco Mundial, ve a la movilización de capital privado local —a pesar de la percepción de riesgo— como uno de los logros cruciales de este proyecto. También apunta a la utilización de energía renovable mediante la adopción de una tecnología apropiada para la realidad peruana y desarrollada por expertos nacionales en ingeniería como evidencia de un avance innovador.

La ubicación de la central, entre cerros desérticos deshabitados al oriente de Lima, asegura un mínimo impacto social y ambiental. Siendo que el manto freático se encuentra por debajo de los 200 metros de profundidad, el riesgo de contaminación es relativamente fácil de prevenir, y el suelo abundante puede usarse gratuitamente para cubrir los desperdicios que llegan cada día.

Los bajos costos asociados, junto a los bonos de carbono, le permitieron a Petramas obtener una licitación de energía renovable administrada por el gobierno peruano, dando lugar a un contrato a 20 años para proporcionar energía a la red nacional, dijo David Reinstein, especialista sénior en energía del Banco Mundial.

El proyecto Petramas no es el primer proyecto regional respaldado por el Banco Mundial en capturar metano de un vertedero para obtener bonos de carbono. Un proyecto similar provee de energía al sistema de iluminación y subte de Monterrey, México (i). En Uruguay, se está desarrollando un proyecto junto al municipio de Montevideo para capturar y quemar el metano del vertedero de la ciudad. Y en Brasil, la electricidad limpia se traslada de proyectos a programas de todo el país que apuntan a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a una mayor escala. El Banco Mundial trabaja junto a CAIXA en el desarrollo del primer Programa de actividades (i) para vertederos, en donde se modernizarán hasta 30 basurales para capturar el metano emitido, transformándolo en electricidad para ciudades como Río de Janeiro.

Fuente: http://web.worldbank.org